CONFESIONES

“Con los años se vuelve uno filósofo y se busca la mayor tranquilidad.

 

Tengo muchísimos enemigos y los más acérrimos, aquellos artistas y críticos, que se dicen admiradores.

Pero yo seguiré trabajando, cuanto pueda, y cada día más desesperado de ver que no sé nada.

 

Borro lo que hago, pues no llego a expresar lo que yo sueño.

 

La gran simplicidad es sacrificar mucho, para hacer vivir lo esencial, aquello que debiera ser eterno.

 

Atreverse, pero sabiendo.

 

Engendrar y no parir.

 

En fin, lo imposible.”  

C. 1925

Scroll Up